Gracias a la colaboración entre Equitén (Equinoterapia Navarra) y la Asociación de ayuda a niños con cáncer de Navarra (Adano), muchas familias han podido acudir a psicoterapia con caballos, y mejorar numerosos aspectos de su vida.

La terapia con caballos, al realizarse en un entorno natural, propicia la creación de un espacio diferente y único para ellos, de escucha y apertura emocional, dando lugar a tratar diferentes aspectos psicológicos derivados del proceso de la enfermedad.

Desde Equitén, sentimos un gran compromiso con todos estos niños y sus familias, y continuaremos trabajando para aportarles toda nuestra atención, apoyo y mejora de su calidad de vida.